Translate

martes, marzo 21

Shöka



SHÖKA

Y ronronea
la abeja en los frutales
que, florecidos
despiertan la mañana
en la mirada.
Crece luz en mis ojos
y se me agranda el cielo.


©Julie Sopetrán

Feliz Día de la Poesía a todos mis lectores y amigos.

martes, marzo 14

LAS HOJAS DEL NARANJO








Eran como de musgo
las hojas del naranjo.
Tenían la piel tersa y blando el corazón
endulzaban reposo y decían silencio
a mi larga mirada
a mi pena silvestre...

Azahares llenaban de estambre el pensamiento
Sospechaba en el aire de aromas la intención
Mis pasos se perdían entre tanta belleza

y un áspero suspiro -limonero del alma-
dejó en el aire seco
su amarilla acidez.

De pie. Frente a esas cosas que conducen a nada
supe que estaba amando
aunque aquella esperanza brotada entre las piedras
se había marchitado de tanto florecer.
Amar no es un momento
Amar es lo que dura un latido en la esencia
del profundo esplendor.


¿Quién es mi jardinero
quién siembra las semillas hasta dejarme ser...?
Vivir, sufrir, soñar... Sin querer otra cosa
que ese sabor a musgo
que me ofrece la fuerza de la tierra
en palabras... palabras

que son flor.

©Julie Sopetrán
De mi libro: En el jardín de Teso (Los Ángeles- CA)


lunes, febrero 20

PALABRAS




















 

                                                                                                                                    Melchior_de_Hondecoeter
Las palabras son flores se pierden por el campo
huelen a los tomillos crecidos por el monte
y vuelan al impulso de un movimiento suave.
Son gorriones inquietos, golondrinas viajeras
tórtolas de costumbres que refuerzan vocablos
pardillos elocuentes de atardeceres y albas...
Las palabras se esconden en jaras florecidas
muchas quedan ocultas, otras en luz se pierden
completan compromisos y articulan la idea
Son aves, las palabras, y también mariposas
vuelan, vuelan, se pierden, se paran en mi boca
y se quedan dormidas en los significados.


©Julie Sopetrán

miércoles, febrero 1

ENTRE SÁBANAS GRISES














He dormido contigo en mi regazo
envuelta en el vacío de la nada,
el beso era tan dulce que la niebla
dejó caer su seda en nuestros cuerpos.
La humedad en la piel, el tacto en brisa
libertad de sentir dulce el instante
cual si el tiempo expresara tonos grises
con la lluvia endulzando los aleros...
y apenas se escuchaban los compases
Escondía la estrella su mirada
y la luna dormida, el sol, tan lejos...
Toda la niebla en ti, conmigo en brazos
los sueños revolaban las tinieblas
supe que ellos me daban todo y nada...

©Julie Sopetrán


domingo, enero 15

EL ARCO IRIS














El sol refleja
en las gotas del agua
siete colores.

Rojo y violeta
desde lo dos extremos
forman el arco.

El prisma es orden
naranja, añil, dorado
verdes y azules.

El sol se mira
y en espejo del agua
transforma fondos.

Son rayos luz
que pasan desde el agua
hasta mis ojos.

Son reflexiones
color en movimiento
para el instante.

©Julie Sopetrán


martes, enero 10

LA SONRISA DEL LLANTO

Gustav Klimt


LA SONRISA DEL LLANTO

Hoy la luna está llena de voces y palabras
es un timbal alado de entonaciones dulces,
ritmos y movimientos evocando la selva
o la expresión errante que baila entre las manos.
Son las diosas que danzan al son de las mareas
mientras el sol se esconde para mirar de lejos
el creciente deseo que implica la añoranza
de amores que son lluvia... en sonrisa de llanto.
El círculo sagrado me transforma lo inédito
como música sacra del más allá tangente
donde nace y se engendra la sublime utopía,
sereno sufrimiento, latidos que transcienden
o el fecundo silencio de la mujer humilde
que modifica sones en el tambor del tiempo.


©Julie Sopetrán

miércoles, diciembre 28

MARIPOSAS DEL TIEMPO


Lo que palpita
es muy profundo
Pertenece a la vida
ser de este mundo.

El tiempo es magia
que yo no entiendo
Y las horas perdidas
ya no las tengo.

Vuelan y vuelan
¿Dónde se han ido?
Si del árbol desnudo
se cae el nido.

Silencia el río
hielo de invierno
y el tic tac del sonido
recrea el verso.

Encadenados
minuto y hora
l
o pasado es presente
cuando lo nombras

Y los segundos
son mariposas...

ellas me traen el vaho
de tus suspiros.


©Julie Sopetrán


miércoles, diciembre 21

BLANCO SOBRE NEGRO






















Junto a ti, lo inmediato  se acelera al  instante                                       
y en la porción de tierra rodeada
de árboles
conjugo las ideas.
Vienes, vas, descarga desconsuelo tu congoja
sé que el amor te salva
Siento cómo tu voz se queja en mis entrañas
y parecen silencio los clamores velados
Relampaguea, truena el vacío en la morada
te abrazo
Los ojos pintan grafitos en el cielo,
la hendidura es dibujo
el seto ha florecido, lo externo habla
entre los rosales se arrastran las luciérnagas
ya nada es imposible
porque sudamos juntos esta lluvia de otoño
La risa del cristal refleja auroras
el dolor cesa, el tiempo canta
el horizonte nos inunda el pánico
cohabitamos besos
las lindes se rompen en los labios
estremecemos el desorden
en las fisuras arden las zarzas secas
ya el sol escribe blanco
sobre negro.


©Julie Sopetrán

lunes, diciembre 12

A LA VIRGEN DE GUADALUPE


A LA VIRGEN DE GUADALUPE  (OVILLEJO)

¿Quién da a Juan Diego alegría?
María.
¿Y en sus manos qué rebosa?
La rosa.
¿Y qué siento que me inundo?
El mundo.

Mi sentimiento es profundo
y aseguro con certeza
que en el zurrón, hay belleza:
¡María es rosa del mundo!


©Julie Sopetrán

jueves, diciembre 8

VILLANCICO












VILLANCICO

Azul-blanco blanco-azul
cielo, nieve, luz y sol;
que va lamiendo la lluvia
la baba del caracol.

La tierra no tiene manta
se la llevó el vendaval;
hace frío en el portal
y nadie al Niño le canta.
Aunque es una noche santa
ya se ha quedado sin sol
Azul-blanca, blanca-azul
la baba del caracol.


Al portal se han acercado
niños que no tienen casa;
y María los abraza.
Aunque todo está nevado
sin comer no se han quedado.
Un brillo de tornasol
azul-blanco, blanco-azul
es baba de caracol.

Por el camino a Belén
el pastor no tiene pastos;
ya le superan los gastos
-el rebaño no va bien-
y ya no gana ni cien.
Se levanta con el sol
cielo, nieve, luz azul
la baba del caracol.

Soy emigrante y protesto
Ya no tengo donde ir;
mi meta es sobrevivir
y caminar con lo puesto.
me desprecian con un gesto
porque no soy español,
azul-blanca, blanca-azul
la baba del caracol.

Azul-blanco blanco-azul
cielo, nieve, luz y sol;
que va lamiendo la lluvia
la baba del caracol.

©Julie Sopetrán


jueves, noviembre 17

MARINA















La mar me suena dulce en los oídos
sus dedos acarician la mirada
van dibujando espumas, transparencias
que deshacen el sol entre la arena
La mar viene a mi noche en remolino
marea de palabra en las corrientes
sube y baja el ardor, la sal germina
en el jardín que es agua de los besos
La mar, raya ondeante del camino
La mar es más ardiente que la luna
La mar, sublimidad de la belleza
su tacto contradice mis esferas
los monstruos me despiertan, todo es agua
y soy pez en el aire de los sueños
El sol se hunde conmigo en el abismo
dormimos en la mar, somos poema
inconsciente, sensual, contemplativo
evoca movimiento en la distancia
y es el verso, toda la mar del mar...

©Julie Sopetrán

martes, noviembre 8

UN ADEMÁN INCONCRUENTE





Tiemblo
la taza se derrama en el traje impecable
de la noche.
Un ataque de pantomima
espanta las palomas dormidas del convento.

Entre los dedos
se desanima el gesto:
en la expresión del culto
que articula la audiencia.

Es una declaración de lo que se siente
o son ademanes defectuosos
que en la oscuridad saben a café con poesía.

Manifestación de sentimientos mudos
acentos afectados
en los virajes de los movimientos.

O tal vez es una mancha en las gafas
que no deja ver la mejilla
en los colores del impacto
o es el mar que me acerca las olas
pronunciando sabores.

Sí, sí, es el gesto de la luna
al pasar por la plaza
que sonríe misterios a las monjas.
O es acaso la sombra en el asombro
del insomnio.

Guiño, ilusión del respingo
garabato en garambaina
torcedura de gesto
o la voz deambulando en el silencio...

Y tú y yo
dando y recibiendo el provecho
que aprovecha la miel
de unos versos libres.


© Julie Sopetrán 

lunes, octubre 24

FLORES DE MAR

     Piedras en la playa - Foto: Julie Sopetrán


Las olas se rompían sobre arenas muy dulces
y me traían piedras pulidas por la espuma:
blancas, marrones, negras... casi aterciopeladas
me parecían diosas creando un mundo libre
Ellas exhiben tactos por mí desconocidos
y las tengo en mis manos y las siento tan cerca
que su piel en mis dedos me hace sentir el agua
la dimensión lejana de las profundidades
Tal vez el movimiento del mar es quien las pule
y las deja tiradas frente a mis pensamientos
para que las recoja como si fueran perlas
La arena es su remanso, mis ojos, su destino
que después de mirarlas las guardo entre mis manos
y me las traigo a casa como si fueran flores.


©Julie Sopetrán

jueves, octubre 13

HOY, TENGO SED

Fernando Zobel - Invierno-húmedo


Tengo sed de sacar
mi corazón al aire
para dárselo en trozos
a aquellos que me odiaron
para calmar la ira
hambrienta de la envidia
y mostrar que la vida
tan sólo es un latido
siento una sed de dar
amor al enemigo
de demostrar que puedo
compartir el tesoro
de la buena amistad
tengo sed de gritar
que no hay nada perfecto
y que en la faz del tiempo
nos burla el ideal
por aquellos que un día
se llamaban amigos
y aborrecieron luego
la flor de la amistad
un dechado de versos
brota de mi latido
perdonando el encono
del odio y la maldad
tengo sed de sacar
mi corazón al aire
de romper la tristeza
en las gradas del mar
pensando que la vida
es un desprendimiento
una bajada al sueño
de nuestra libertad.

©Julie Sopetrán

De mi libro: Rayos de Tristeza.


lunes, septiembre 26

POEMÍNIMOS




Mi
ropa tendida
arropa
vientos.
 

Pinzas unen
lo que tijeras
cortan.

Cuanto más cuido
mi viña
de palabras
más tengo
que aprender
de los
zorros.

A veces
hablo sin ton
ni son
y el tun tun
me calla.

Me llegan
las carcajadas:
de las "peras
del olmo"

Se fue la luz
me quedé
sin tus ojos
a tientas muero.

Todos
somos
payasos
cuando
no
reímos.
 

Delineada
la imagen
todos los planos
te definen.

El misterio
no tiene espejos
sólo marcos
para seguir
el juego
imaginario.

Escribo
para
que tú
me leas.


©Julie Sopetrán

martes, septiembre 20

OSCURANTISMO


La noche se perdía por un lugar cercado
aminoraba el aire su soplo en la materia
un olor a manzanas embriagaba el vacío
y en la luz de tus ojos se quemaba mi estrella.
No sabría expresarte la negrura del viento
duplicidad de sueños en formas contrapuestas
el bien y el mal combaten en círculos cerrados
donde no comprendemos que debemos amarnos.
Si la luz desvistiera los bordes del capricho
y estuvieran tus manos jugando entre mis dedos
no sería tan negra la noche de las pausas
porque son las tinieblas las que nos paralizan
las que instalan las sombras en nuestra incertidumbre
para que en el silencio se restauren los miedos...


©Julie Sopetrán


jueves, septiembre 15

DESCUIDOS



Y dicen, que con el móvil en la mano
de tanto aburrimiento
él siempre decía lo mismo
y demás cada tarde
paseaba calles
con los pasos bizcos
y las palabras ya no tenían
las miradas ardientes
a la vaca le había crecido la cabeza
comía hierba contaminada
y ni ojos con visillos corridos
y ni cordones rotos
y ni oídos
todo sin pájaros ni aleteos
ni piel de gallina sin tacto de rosas
ni perfumes perdidos
en narices tapadas de algodones
sin romanticismo posible
se dio cuenta a tiempo
de caer distraído en el agujero
del pozo
se retiró a un lado
levantó la vista
quería ver el jardín
pero cuando fue a mirarlo
ya no estaba...


©Julie Sopetrán

domingo, septiembre 4

TE VAS




Te vas, se va contigo todo el sol de mis ojos
Piso luces, te vas, ya no escucho a los pájaros
Claro oscuro del bosque, te vas, Osiris llora
Y me toco la frente, regreso, te vas, vuelvo
Me busco un tercer ojo, te vas
por este fuego que transita la ausencia
Vengo de verte ir, de despedir tus besos. Te vas
vuelvo a los pasos que borra la tiniebla. Vas
al tiempo que rompe tus manos en las mías
y crea en la distancia invisibles planetas. Te vas
abres tus alas y nos mira la risa en espejo de llanto
es el tuyo pisándome las lágrimas
Te vas
ciega regreso hacia la noche.


©Julie Sopetrán

viernes, agosto 26

SÓLO LOS BESOS...

  
La guerra ha comenzado
lloran todos los vientos
las sombras oscurecen el corazón del hombre
y un fuego destructivo quema la sementera...
Mientras tanto, mis ojos, buscan tu amor errante.
Las tierras están negras, el verano las hiere
ceniza es ya el rastrojo
y pavesas los besos que sembramos
Dos caras luchan en el umbral del sueño
La senda se ha borrado, todo es humo
que alimenta recuerdos.
Un ángel guarda en su mochila
nuestros gestos,
las luces de tus manos
los colores desnudos
las sombras del suspiro
o los azules vuelos de los pájaros.
La guerra ha comenzado
todo es humo
sólo los besos vuelan.

©Julie Sopetrán

miércoles, julio 20



EN EL SILENCIO

Entre el verdor ácido de la noche
Escuchando el paso de la luna por tus ojos
El olor del monte sonriendo en la ventana
El aire, el beso, lavanda en los colores
Este silencio divagando palabras que
Escribe versos sin decírselo a nadie
Espero verte para soñar que el mundo
Es bueno
En tus ojos la luna disuelve los misterios
Estás conmigo, vuelves
Es la coincidencia, cuando los búhos hablan de ti, de mi
Entramado de voces
Escribimos la noche y nunca, nunca
Es tarde... aunque el cielo esté gris.




©Julie Sopetrán

jueves, junio 23

domingo, mayo 29

RECLAMO

















Soñé tu voz
gradación de un instante de música
sonrosado el tono en los ardores de la tarde
los labios de las cosas pronunciaban tu nombre
y era tornasolado el movimiento
entre las ramas de los árboles...

La lividez en danza de la mariposa
el matiz de los acentos irisando el sentido
la gradación de tus palabras en mi cuerpo
y el silencio atabacado, pardo, cargado de secretos
daba esplendor a las fragancias...

Tu sonrisa, me marcaba los pasos entre las luces suaves de los chopos
mi piel enrojecía al saberte tan cerca
y en el sosiego de un segundo la nada lo era todo
amalgama de flores en vuelo del instante
borrachera de versos, mareo de sabores
y el aliento en la brisa suavizando los pulsos
que transitan la sangre...

Todo emitía el eco de la calma vencida
por los rumores suaves de este cerco enmarcado
que me dejó tan dentro sellada la cadencia
del sueño en embeleso de escucharte...

El deseo era esencia en la memoria
timidez de recuerdo vagando por el campo
y es allí, ahora
donde sigo escuchando
tu palabra en reclamo...

©Julie Sopetrán

viernes, mayo 20

VOCES FRENTE AL MAR











Y no hay risa que rompa este sintiempo
por donde viene el mar dándome vueltas;
son brisas derretidas en el aire
gotas del agua restallando besos.
Escucho por la playa como voces
son dos relinchos de caballo y yegua,
que el agua despereza en las orillas
relamiéndose el musgo de la tierra.
Son los únicos ruidos que transitan
por mis sueños. Reptan las caracolas
mansión errante con la muerte acuestas.
Agua y viento, los gritos de las olas
placeres deslizándose en mi cuerpo
como esa fuerza libre entre la arena.


©Julie Sopetrán